domingo, 26 de mayo de 2013

Lapsus Linguae


http://cache1.asset-cache.net/xt/138711704.jpg?v=1&g=fs1%7C0%7CBLD%7C11%7C704&s=1

Más de una persona alguna vez ha dicho una palabra por otra y no dice aquello que tenía pensado decir. A esta equivocación involuntaria del habla se le llama lapsus línguae, que literalmente significa  ‘error de la lengua’.  Es decir, a la hora de hablar solo pensamos en una idea y en emitirla en una sola manera, pero por alguna razón, cuando emitimos la oración, o bien no ordenamos correctamente cada una de las palabras, o  seleccionamos mal las palabras que expresarán nuestro pensamiento.

 http://historiasdelahistoria.com/wordpress-2.3.1-ES-0.1-FULL/wp-content/uploads/2012/02/lat%C3%ADn.jpg

Ejemplos:

-Estas arañas no pueden ser de picadura. (estas picaduras no pueden ser de araña) .

-Cuando estábamos en Inglaterra nos juntamos con todos los animale. (alemanes).

-Me labio el muerde (me mordí el labio).





http://comerecommended.com/wp-content/uploads/2012/02/man-question-mistake.jpg 



Este tipo de errores nos ayuda a conocer cómo codificamos lingüísticamente nuestros pensamientos. Para los psicolingüistas, este hecho indica que durante el proceso de los elementos que forman parte de los enunciados, este proceso oracional se ve limitado por una restricción que afecta al tipo de las unidades lingüísticas.
http://revistareplicante.com/wp-content/uploads/2010/11/Freud.jpgFreud descubrió otro “camino al inconsciente” en sucesos tan cotidianos como los lapsus linguae, asimismo, proporciono muchos ejemplos de lapsus linguae que, según él, eran “sintomáticos de dinámicas inconscientes”

En el capítulo Equivocaciones orales (Lapsus Linguae), Freud señala textualmente:

El material corriente de nuestra expresión oral en nuestra lengua materna parece hallarse protegido del olvido; pero, en cambio, sucumbe con extraordinaria frecuencia a otra perturbación que conocemos con el nombre de equivocaciones orales o lapsus linguae.
Estos lapsus, observados en el hombre normal, dan la misma impresión que los primeros síntomas de aquellas «parafasías» que se manifiestan bajo condiciones patológicas”.


Ejemplos en los medios de comunicación.

En el primer ejemplo podemos ver como el presidente de los Estados Unidos declaró que su fe era musulmana en vez de cristiana. La confusión puede haberse debido a la semejanza de la estructura de las palabras así como por motivos políticos.

-Obama: ''Mi fe musulmana, digo cristiana''.

Recientemente la periodista Curri Valenzuela ha cambiado el orden lógico de las palabras de una frase idiomática de nuestra lengua.

-Curri Valenzuela: "Rajoy tiene el mango por la sartén"

De la misma manera la presentadora de la Primera de Televisión Española, Anne Igartiburu, ha cometido un simple 'laspus linguae' .
"Esta mañana, Isabel García, la mujer del asesino de Mariló (Mariluz), se ha sentado en el banquillo".
Así dio paso a su compañero en Huelva en el programa +Gente del pasado miércoles 8 de mayo. Anne Igartiburu rectificó inmediatamente, pero dada la relación que existe entre las dos presentadoras (Mariló Montero). La noticia se extendió como la pólvora por el universo cibernético.

-Anne Igartiburu
http://3.bp.blogspot.com/-YvAEnRp9ja8/Tq0XOR_hb1I/AAAAAAAABUA/9OWBdS89BVc/s400/business-man-mistake-whoops.jpg

viernes, 24 de mayo de 2013

Prejuicios Lingüísticos


El prejuicio lingüístico es una condición humana de larga existencia, al igual que otros fenómenos como la violencia, la exclusión, el racismo. Estos prejuicios tienen sus raíces tanto en condiciones psicológicas y cognitivas como en características del entorno socio-cultural. Aunque existen distintas y complejas explicaciones al respecto ninguna ha logrado satisfacer incógnitas y llenar expectativas que puedan llevar al ser humano a responder preguntas como: ¿Por qué existen los prejuicios? ¿Cuál es el origen de los prejuicios lingüísticos? ¿Es importante conocer a profundidad el tema de los prejuicios lingüísticos? ¿Cómo surgen? ¿Es posible que dejen de existir estos prejuicios?



Cada país de habla hispana tiene su pro
pia variedad lingüística y cada región, cada pueblo, cada localidad, su propia norma diatópica e incluso, cada individuo tiene su propio idiolecto, lo que le permite imprimir algo de su personalidad al lenguaje.

De esta forma, podemos encontrar cómo constantemente en los medios de comunicación se cometen prejuicios lingüísticos, por ejemplo, al actual ministro de educación, cultura y deporte, José Ignacio Wert, quien afirma que “hay que erradicar el acento andaluz”. De este modo, el ministro pretende eliminar una de las variaciónes diatópicas de nuestra lengua.



Podemos observar otro ejemplo en la portada del Periódico “La República” donde se hace una doble discriminación al utilizar la palabra “indio” de forma peyorativa, tanto para la cultura como para la lengua.


En este último ejemplo, comprobamos otro caso de discriminación lingüística en nuestro país, concretamente en Cataluña, donde una alumna recién llegada de Tenerife, es expulsada de clase por preguntar en castellano, en lugar de usar el catalán. En Cataluña, ambas lenguas se utilizan por lo que el hecho de usar el castellano y ser penalizada implica una infravaloración de una de estas dos lenguas oficiales.




miércoles, 22 de mayo de 2013

Neologismos



Introducción:


La lengua es dinámica y tanto el incremento del lenguaje técnico como la rapidez necesaria de los medios de comunicación, producen neologismos. Los neologismos se crean para nombrar actividades, objetos etc., que no existían anteriormente (ejemplo: internet).

Las palabras nuevas en una época luego se generalizan y dejan de ser neologismos (ejemplo: visión, telefonear) que fueron en su día neologismo, hoy son ya palabras de uso común.

Los neologismos se pueden formar por:

  • Composición: Se forma una palabra nueva uniendo dos o más palabras ya existentes.
  • Derivación: Se agregan prefijos o sufijos a la raíz o lexema de una palabra.
  • Parasíntesis: Se forman palabras nuevas utilizando la composición y la derivación.
  • Acronimia: Se crea una nueva palabra a partir de las iniciales de otras.


A continuación, vamos a exponer algunos ejemplos de neologismos recientes en nuestra lengua.



Escrache: 
 

·         Es el nombre dado en Argentina, Uruguay y España a un tipo de manifestación pacífica en la que un grupo de activistas de Derechos Humanos se dirige al domicilio o lugar de trabajo de alguien a quien se quiere denunciar. Se trata de una palabra en jerga para referirse a un método de protesta basado en la acción directa, que tiene como fin que los reclamos se hagan conocidos a la opinión pública.
·         En España, desde marzo del 2013, este término está siendo utilizado (repentina y masivamente) por parte de los medios de comunicación para referirse a las protestas pacíficas de acción directa de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca  en contra de los abusos de los bancos, concretamente en el ámbito de las concesiones hipotecarias.
·         Según el Diccionario de americanismos, de las Academias de la Lengua, escrache alude a la  manifestación popular de denuncia contra una persona pública a la que se acusa de haber cometido delitos graves o actos de corrupción y que, en general, se realiza frente a su domicilio o en algún otro lugar público al que deba concurrir la persona denunciada’.
·         El verbo escrachar también aparece en el Diccionario de americanismos con varios significados, entre ellos los de ‘dejar en evidencia a alguien’ y ‘golpear duramente a alguien’.
·         El DRAE, que no recoge el sustantivo escrache, sí incluye el verbo escrachar como un coloquialismo argentino y uruguayo con los significados de ‘romper, destruir, aplastar’ y ‘fotografiar a una persona’. Se conjuga igual que el verbo remachar.


Tabléfono:

·         El neologismo inglés "phablet", que da nombre a un nuevo dispositivo electrónico, híbrido de teléfono inteligente y tableta, debe escribirse en cursiva por ser un extranjerismo, si no se desea recurrir a una posible alternativa en español, como "tabléfono", señala la Fundación del Español Urgente.
·         En muchas de las informaciones sobre los principales dispositivos presentados en la feria Consumers Electronics Show (CES) ha aparecido la palabra "phablet", como se ve en los siguientes ejemplos: "CES 2013 inaugura la guerra de los 'phablets'" o "Cada vez son más las compañías que lanzan al mercado los ya denominados 'phablets'". Este nuevo término resulta de la contracción "phone" + "tablet" o "smartphone" + "tablet" y alude a los dispositivos cuyo tamaño está a medio camino entre los teléfonos inteligentes y las tabletas, o minitabletas, y que combinan las funciones de ambos.
·         La Fundéu BBVA, que trabaja asesorada por la Real Academia Española, señala que una alternativa en español para "phablet" podría ser "tabléfono", formada por "tableta" + "teléfono".

Ingoogleable:

http://jornadadiaria.com/images/timthumb.php?src=http://jornadadiaria.com/images/2013/03/ingoogleable.jpg&w=200&h=200&q=90&zc=1&a=c%20?%3E
·         Se refiere a todo aquello que no se puede encontrar usando el motor de búsqueda de Google.
·         En España se ha comenzado a utilizar por los medios de comunicación como traducción del neologismo propuesto por la Academia de la Lengua Sueca “ogooglebar” (que a su vez, es la traducción del término inglés “Ungoogleable”). El término 'ingoogleable' ha saltado a los titulares después de la disputa entre el buscador y las autoridades de la lengua en Suecia.
·         Formada por el prefijo IN- (prefijo negativo que expresa el valor contrario a la palabra que acompaña o indica la ausencia de una acción) y el sufijo -ABLE (sirve para formar adjetivos a partir de cualquier verbo al que se añada, con el significado de capacidad o posibilidad y el de actitud o cualidad).

Twitteratura:
·         Neologismo, formado por la conjunción de las palabras “literatura” y Twitter, es un término ampliamente usado en la actualidad para describir al conjunto de textos que, como su nombre lo indica, pretenden alcanzar el grado de literatura usando como plataforma el popular sitio de “microblogging”.
Austericidio:
·         Esta palabra aparece cada vez con mayor frecuencia en las noticias económicas para aludir, con connotaciones negativas, a los efectos de las medidas de austeridad, como en «Cada vez son más las voces que animan a acabar con las políticas de austericidio» o «Como consecuencia del austericidio, la deuda pública italiana se ha disparado».
·         Formada por la palabra austeridad y el sufijo –cidio (que según la definición de la RAE, significa 'acción de matar')

Precariado:
 http://1.bp.blogspot.com/-tYXGNWgocuY/UL3_VTk-BvI/AAAAAAAAKp4/WUcKnm5QQyM/s1600/precariedade.jpg
·         Es un neologismo válido, respetuoso con las normas académicas sobre formación de palabras, señala la Fundación del Español Urgente (Fundéu). Esta voz puede definirse como ‘sector social que se ve sometido a inestabilidad e incertidumbre laboral prolongadas y que no percibe ingresos o estos son bajos’.
·         De origen incierto, puede considerarse un acrónimo de precario y proletariado, opción mayoritaria en otros países, o interpretarse simplemente como un sustantivo derivado de precario, del mismo modo que a partir de proletario, voluntario o notario se crean proletariado, voluntariado o notariado con idea de clase, conjunto o colectivo, de acuerdo con las definiciones del Diccionario académico.
·         En España, el precariado engloba un sector social constituido por personas de muy diversa condición y que no pertenecen necesariamente al proletariado, como desempleados, universitarios con salarios mínimos y contratos temporales, nativos o inmigrantes empleados sin contrato, jubilados con pensiones mínimas, jóvenes sin recursos para acceder a una vivienda o parejas sin medios para formar una familia.